ÚLTIMA ENTRADA

ENTRADAS ANTERIORES

Mi Pueblo

El origen de Villarta podría establecerse en la época prerromana, al haberse encontrado vestigios de las culturas de las Motillas así como restos ibéricos muy cerca de la actual población. De lo que no hay duda es del origen romano de Villarta, pudiendo identificarlo con la mansión de Murum, de lo que tenemos como muestra el Puente viejo, declarado Monumento Histórico-Artístico de carácter nacional y bien cultural.
Si bien el olvido documental acerca de Villarta durante el periodo árabe es muy grande, no es pensable que fuese destruida o abandonada, dada su condición estratégica y de comunicación. Tras la conquista de Toledo por Alfonso VI se encomienda a la Orden de San Juan la custodia de los territorios de Consuegra, entre los que se encuentra Villarta. En el año de 1236 se conceden las Cartas de Población a las villas de Arenas y Villaharta, fecha que por lo tanto podemos considerar como fundación documental e histórica de nuestra villa. A partir de esta fecha, Villarta adquiere un cierto protagonismo siempre ligado a su Portazgo y fundamentalmente por la importancia que el mismo tiene para La Mesta, que tiene en el Puerto de Villaharta y su anejo de La Perdiguera uno de sus puntos claves en el Reino de Castilla.
Por las fechas de 1575 Villaharta, según los datos que figuran en las Relaciones ordenadas por Felipe II, tenía alrededor de 200 ó300 habitantes, concentrándose en un núcleo urbano en torno al Camino Real, Plaza del Altillo y desde estos dos lugares hacia la Iglesia, en el extremo norte de la Villa. Esta Iglesia, antigua de Santa María está construida sobre los restos de una antigua fortificación defensiva de la Orden Sanjuanista (con el nombre de Muro aparece en una de las donaciones de Fernando III a la Orden de San Juan). Es esta fortificación la que da origen al nombre actual de nuestro pueblo, denominado en un principio Villa Harta (villa apretada, murada, como prueban los restos de muralla encontrados en los altos de Zambrana), para pasar a llamarse Villaharta, Villaarta y finalmente con el ayuntamiento formado después de la Guerra de la Independencia, Villarta de la Orden de San Juan .

     Tierra de paso y perdida la importancia que le dio su portazgo, la vida de Villarta transcurre sin hechos reseñables a nivel de gran historia , salvo durante la Guerra de Independencia durante la cual, a consecuencia de una importante escaramuza con los franceses en el Puente Viejo, el pueblo fue prácticamente destruido y expoliado, manteniéndose sólo las construcciones más consistentes, entre ellas el Puente Romano, la Iglesia Vieja y la Torre del Reloj. El resto de las edificaciones de planta baja (unas ciento treinta) desapareció para ir dando lugar a una villa en continua expansión, fundamentalmente a partir de 1900 hasta 1960. Su evolución en este periodo pasa de los 1000 habitantes de principios de siglo hasta los casi 4000 de la década de los sesenta, en la que la emigración provocada por la modernización agraria frenará este desarrollo, hasta la década de los ochenta en que la villa emprende una lenta pero continua evolución.  
Villarta ostenta el título de Villa con privilegio real de fecha 12 de Julio de 1648, si bien el mismo pudo haberse concedido en fechas anteriores ya que en las Relaciones de Lorenzana se hace constar("...Su villazgo antiguo está en el Real Archivo de Simancas; por el año 1648, a 12 de julio volvió a hacerse villa con privilegio real").

Turismo Castilla la Mancha Villarta de San Juan



Ver mapa más grande






Ver mapa más grande
RUTA-1